Дизайн от joomlatheme.ru.

New Project 17

Suplantación razón social

Mediante el presente comunicado, hacemos saber a nuestra opinión publica que nuestra razón social COMPAÑÍA NACIONAL DE CONSERJERIA Y ADMINISTRACION, CREEME LTDA., Constituida el 17 de junio del 2009, por escritura pública No. 1890, inscrita el 14 de agosto del 2009 en la Notaria 57, bajo el No. 01319855, fue plagiada y constituyeron en el 2015, otra razón social con el mismo nombre, que se denomina en siglas CENALCOP, y está suplantando nuestra RAZÓN SOCIAL

Sentencia C-995

La sentencia C-995 del 2005 de la Corte Constitucional hace algunas precisiones que aliviarán el presupuesto de las copropiedades de estratos medio y bajo. Allí se señala que el objeto de la vigilancia es la seguridad ciudadana ordinaria, que no está asociada al conflicto armado, lo que tiene implicaciones directas en la contratación de la seguridad privada.
De esa forma se regulan ciertas actividades de los particulares para disminuir los riesgos personales que puedan amenazar la vida, la integridad física o los bienes de las personas, y que no modifica su estatus de población civil.

El máximo tribunal recuerda que el Estado tiene el monopolio del uso de la fuerza y que los particulares solo pueden poseer o portar armas con permiso de la autoridad competente, y no hay cabida para las armas de guerra o de uso exclusivo de la fuerza pública. Advierte, además, que ningún servicio de vigilancia y seguridad privada puede desplazar o sustituir la actividad de defensa y seguridad desplegada por las fuerzas armadas del Estado.
Al mantener exequibles ciertas normas, la Corte aclara que las actividades bajo el control de la Superintendencia de Seguridad y Vigilancia Privada son aquellas realizadas por los servicios a favor de terceros para los cuales el Estado expide permisos.
Sin embargo, excluyen de la competencia de la Supervigilancia las actividades individuales y pasivas de custodia realizadas por particulares, dirigidas a velar por su propia seguridad y la de los suyos, sin una finalidad distinta a la disminución de riesgos personales y sin afectar los derechos de terceros. Eso sí, siempre que mantengan características distintas a los servicios de seguridad mencionados.
Con base en que conjuntos y edificios sometidos a propiedad horizontal son personas jurídicas, tienen derecho a la intimidad, aspiran a su seguridad, la de los suyos y sus bienes, se abre la posibilidad de contratar directamente personas sin armas como toderos, conserjes, recepcionistas y porteros para hacer menos costosa la contratación. Varias compañías de vigilancia expresan optimismo por el fallo judicial, pues les permite ampliar su portafolio de servicios intimidando a los usuarios con supuestas sanciones, a sabiendas que contratando empresa legalizadas de conserjería reducen los costos, los riesgos y las responsabilidades que genera el empleo de armas.

¿Pueden los guardas de seguridad realizar actividades diferentes al cuidado y protección de personas y bienes?

Los vigilantes o guardas de seguridad que se encuentran vinculados a una empresa o cooperativa de vigilancia y seguridad privada, deben desarrollar, exclusivamente, actividades tendientes a prevenir o detener perturbaciones a la seguridad y tranquilidad en lo relacionado con la vida y los bienes propios o de terceros, de acuerdo a lo establecido en la ley. En ese sentido, cualquier acción diferente a lo expresado, no logra contribuir a la prevención del delito en el puesto de vigilancia contratado o en sus alrededores, ni a reducir las oportunidades para la actividad criminal, en colaboración con las Autoridades de la República.
la Superintendencia interpreta de forma distinta el fallo y se mantiene en su tradicional concepto, así no se utilicen armas: porteros, toderos, conserjes y similares que seleccionen el ingreso o la salida de personas u objetos son medio humano de vigilancia y tendrá control de la entidad estatal. Por lo tanto, se deben contratar mediante empresa de vigilancia autorizada.
Aparte del pronunciamiento judicial que traza la competencia a la Superintendencia, no existe otra norma expresa que determine la vigilancia sin armas. Lo más cercano son algunas resoluciones sancionatorias por la contravención al concepto, que ha hecho carrera en la entidad de control. Por ello, académicos, juristas, inmobiliarios y algunas copropiedades profundizarán en este tema durante su encuentro anual, el 27 de mayo.

La Superintendencia de Vigilancia se mantiene en su tradicional concepto y considera que, aunque no se utilicen armas, se deben contratar mediante empresa de vigilancia autorizada, cumpliendo las tarifas establecidas por ese organismo.

¿Es viable contratar servicios de conserjería para obtener servicios de vigilancia y seguridad privada?

La Superintendencia de Vigilancia mediante concepto emitido en junio de 2005, frente a este tema señaló: “(…) La respuesta, definitivamente es no; no es ese el sentido de la norma ni de la sentencia bajo examen, pues, así como de la misma manera que no es legalmente permitido el hecho de que personas (naturales o jurídicas) que no cuenten con la respectiva licencia de funcionamiento expedida por esta Superintendencia, presten servicios de vigilancia y seguridad privada, tampoco lo es que dichos servicios estén a cargo de empresas de conserjería o personas que laboren bajo esta figura, no queriendo ello decir que se prohíba el ejercicio de conserjería entendida propiamente como tal, sino que el fin es evitar el desdibujamiento de la vigilancia y la seguridad privada bajo esta modalidad. Por lo delicado de su naturaleza, la actividad de la vigilancia y la seguridad privada exige que solamente pueda prestarse al amparo de una licencia de funcionamiento que otorgue el Estado colombiano a través de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, en la cual, se avale una idoneidad específica y un presupuesto necesario para la adecuada prestación del servicio requerido, situación ésta que fue reafirmada con la expedición de la Circular Externa 01 de enero 20 de 2010 de la SVSP, dejando así de lado la conserjería considerándola como un oficio ajeno a la actividad bajo control, tal y como se evidencia en la siguiente comparación. (…)”.

Suministro de equipos

Con el fin de ayudar a aliviar de las altas cuotas de administración y las tarifas impuestas por la Superintendencia de Vigilancia a las empresas constituidas como vigilancia privada, hemos constituido la compañía “CONSERJERIA Y PORTERIA CREEME LTDA.”, en concordancia con el decreto 2810 de noviembre de 1984, mediante documento privado del 20 de noviembre de 2014, inscrita el 21 de noviembre de 2014, en la Cámara de Comercio de Bogotá, bajo el No. 02521210, de representación legal e inscrita en el Libro IX, “CONSERJERÍA Y PORTERÍA CREEME LTDA.”, identificada con el NIT No. 900810517-6, fue constituida con el fin de prestar el servicio de conserjería y portería, a bienes muebles e inmuebles, a personas naturales jurídicas, y otras actividades afines o conexas. El pronunciamiento de la sentencia C-995 del 12 de octubre de 2004, aclara y avala el servicio de conserjería, declarando exequible el artículo 24 del decreto 2453 ley 356 de 1994, la honorable Corte, aclara que toda persona es libre de contratar su propia seguridad, sin importar su modalidad siempre y cuando las funciones sean distintas a la seguridad privada, sin usar armas, ni elementos que necesiten de un permiso de Estado, para evitar que la superintendencia de vigilancia, siga tomando como servicio de vigilancia las funciones de un conserje, es importante que todo edificio tenga instalado un sistema terminal biométrico, para que el usuario, con su huella, abra la puerta y el conserje pueda cumplir las funciones internas del edificio, que son entrega de correspondencia, anunciar los domicilios, registrar los visitantes, abrir los parqueaderos, entre otros. Estos equipos son suministrados por la compañía sin costo alguno, somos una seguridad pasiva, que no necesita de licencia para prestar el servicio de consejería y atención al usuario, por tal razón la Superintendencia de Vigilancia no tiene injerencia alguna en nuestros servicios.

Grupo empresarial

Señor usuario:
Viendo las Necesidades de cada copropiedad, hemos conformado un grupo empresarial, el cual está conformado por varias empresas de nuestra propiedad, serias, responsables y cumplidoras de sus obligaciones, con capacidad de prestar los servicios a cada usuario de acuerdo con su presupuesto. Está conformado por:
CONSERJERÍA Y PORTERÍA CREEME LTDA.
GOLDEN SERVICES DE COLOMBIA SAS.
VIGILANCIA Y SEGURIDAD PRIVADA CONTROL DE SEGURIDAD LTDA.
En caso que la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada realice visita al edificio y solicite cualquier requerimiento, el abogado de la compañía representará al edificio y presentará los recursos de reposición a que haya lugar.
En espera de sus apreciadas órdenes estamos atentos a prestarles el servicio en la mayor brevedad posible, ya que sus bienes son nuestro mayor interés y velaremos por ellos mejor que si fueran de nuestra propiedad.

Calle 98 # 68 34 Oficina 201 Barrio La Floresta
Teléfono 4572995 | Celular 321 3702724
E-mail creemeltda@hotmail.com